Mayapo un paraíso de tierra blanca en La Guajira


Rodeada por las mágicas aguas turquesas del mar Caribe, combinadas con el azul de cielo, bajo el sol resplandeciente entre los cactus, dividivis y cujíes, que crecen entre las arenas blancas donde están las playas de Mayapo, se unen para hacerte sentir las bondades naturales al momento de pisar los suelos áridos de estos balnearios de importantes riquezas turísticas en el municipio Manaure, departamento de la Guajira- Colombia.

Mayapo, “la tierra de abundantes arenas blancas”, así es conocida por los habitantes de esta mágica tierra, que forma parte de los diecisiete resguardos indígenas de Manaure, cuenta con mil habitantes aproximadamente, sus principales riquezas provienen de la fauna marina y de la extracción del 85 por ciento del gas natural que se exporta hacia Panamá, Venezuela y toda Centroamérica.

Mayapo está situada a treinta minutos de Riohacha, solo debes recorrer 27 kilómetros, por el camino es inevitable observar la vasta vegetación silvestre que te acompaña hasta llegar a orillas del mar, lugar donde el sol, las bravías aguas y el aire del noroeste se unen para refrescar la piel de propios y visitantes, “es un pedacito de cielo en nuestra tierra”, palabras de Luis Carlos Menguan, mientras colocaba en la mesa un plato de camarones en salsa.

Mayapo ofrece una variedad en gastronomía, los habitantes no sólo preparan las riquezas del mar como plato fuerte, también los típicos son parte del menú diario, “aquí también hacemos ovejo asado, guisado o frito; el friche acompañado de arroz con frijol les encanta a los turistas, siempre llegan aquí recomendados por amigos que han visitado las playas”, afirmó María Fernández, quien en su enramada típica, montaba su paila de guiso en el fogón.

Visitar las playas de Mayapo, es sinónimo de “paraíso en suelo wayuu”, lleno de sabiduría, gastronomía, artesanía y amabilidad de sus habitantes, que con sólo mirar hacia el horizonte te lleva lo recóndito de la tranquilidad y la plenitud espiritual, “es una playa hermosa, los wayuu nos atienden de maravilla y los precios en enramadas, restaurantes y ventas de artesanías son accesibles, yo les invito a que vengan a esta mágica tierra de la Guajira, lugar donde la cotidianidad desaparece por completo”, mencionó Zaide Daza, visitante del sur de La Guajira.
Con tecnología de Blogger.