Protestas mundiales exigen a Brasil poner fin a su ataque contra los derechos indígenas


Simpatizantes de la organización de derechos humanos Survival International han protagonizado hoy una protesta frente a la embajada de Brasil en Londres en solidaridad con los miles de manifestantes indígenas que se movilizan en Brasil contra el ataque a sus derechos territoriales arduamente conquistados.

Nixiwaka Yawanawá, un indígena amazónico de Brasil, lideró la protesta de Londres luciendo el tocado y el maquillaje de su tribu. A él se unieron decenas de simpatizantes pintados con maquillaje tribal portando carteles.

Nixiwaka dijo: “Estamos aquí para apoyar a nuestros hermanos y hermanas indígenas en Brasil quienes están enfrentando el peor asalto a sus derechos en décadas. Los pueblos indígenas de Brasil han vivido en sus tierras desde hace tanto tiempo como el que pueda ser recordado y no podemos vivir sin ellas. ¡Estas leyes nuevas pueden significar el fin de nuestros derechos a nuestras tierras y no deben ser aprobadas!".

Las protestas discurren esta semana a lo largo de todo Brasil y del mundo en contra de los intentos del Gobierno brasileño de debilitar los derechos constitucionales de los pueblos indígenas, con el fin de impulsar los planes de industrialización y “desarrollo” del país.
Varios proyectos nuevos están en discusión y, de ser aprobados como leyes, podrían debilitar drásticamente el control de los pueblos indígenas sobre sus tierras y pondrían en serio peligro la supervivencia de muchas tribus de Brasil, incluidos los indígenas aislados, altamente vulnerables.

Una propuesta de enmienda constitucional daría al Congreso de Brasil, muy influenciado por el grupo de presión anti-indígena de los terratenientes, el poder de participar en la demarcación de territorios indígenas. Un proyecto de ley en discusión podría abrir las tierras indígenas para bases militares, minas, presas y otros proyectos industriales, y otro abriría las reservas indígenas por primera vez a la minería a gran escala.

Estos cambios podrían ser desastrosos para pueblos indígenas como el de los guaraníes, que ya sufren niveles extremos de violencia por parte de los ganaderos, y que están presionando para que sus tierras ancestrales les sean devueltas. También afectarían a los awás, la tribu más amenazada de la Tierra, por la invasión a gran escala y la destrucción de su selva.
El Director de Survival, Stephen Corry, declaró hoy: “Esta cantidad de leyes potenciales es en la práctica una sentencia de muerte para los pueblos originarios de Brasil. Los indígenas no sobreviven cuando su tierra les es arrebatada. Mientras Brasil se prepara para dar la bienvenida a hinchas del fútbol de todo el mundo, ¿cuántos son los que están al tanto de la represión del Gobierno?".
Con tecnología de Blogger.