Riohacha costa etnoturística rodeada de sabiduría y tradición wayuu


Sentarse a contemplar un amanecer a orillas de las playas de Riohacha, es una experiencia única y fantástica, te permite disfrutar de los rayos tibios del sol acompañados de un aire refrescante, propicios para iniciar un día con nuevas energías en una ciudad rodeada de sabiduría y tradiciones culturales; propios de los habitantes de la capital de La Guajira-Colombia.

Riohacha avanza en competitividad de etnoturismo, impregnada de la sabiduría gastronómica del mar y de las tradiciones del pueblo wayuu, “en cada lugar existe un atractivo representativo de la idiosincrasia de La Guajira, las plazas, monumentos indígenas y religiosos; tienen sus propias historias”, relató Karis Báez, estado Zulia- Venezuela, en su visita a la cuidad riohachera.

“Las playas son magnificas”, aseguró Magali Granadillo, visitante del municipio Distracción, mientras caminaba por el muelle turístico observando las arenas blancas unidas al mágico colorido turquesa del Mar Caribe, “siempre tratamos de venir los fines de semana a disfrutar de de los paisajes, la gastronomía y las capillas religiosas, siento que me devuelvo con nuevas energías”.

En Riohacha se efectúan varias festividades atractivas para el desfrute de propios y visitantes, por ejemplo: la celebración de la “Vieja Mello”, los carnavales presentes con desfiles y la presencia de los embarradores como símbolo tradicional de cada año y, por último, el Festival Francisco el Hombre, concurso musical que realizan en honor al guajiro acordeonero y compositor, orgullo del departamento de La Guajira.

Al caer la tarde en la capital de La Guajira, es otra experiencia inolvidable, a la puesta del sol se vive un festín de colores con tonalidades naranjas y amarillos que representa los hermosos atardeceres riohacheros, “los wayuu son muy humildes y atentos con todos los visitantes, en mi memoria me llevo cada uno de los momentos disfrutados en la tierra que para mí es, ¡Bendecida por el cielo!”, manifestó Karis Báez, mientras sumergió sus pues dentro de las aguas del Mar Caribe.

Para llegar a Riohacha existen varias rutas: la primera vía aérea desde Bogotá (uno o dos vuelos diarios dependiendo de la temporada) y terrestres a través de las costas de Santa Marta y oriente por la vía de Maicao para los visitantes de Venezuela.
Para llegar a Riohacha existen varias rutas: la primera vía aérea desde Bogotá (uno o dos vuelos diarios dependiendo de la temporada) y terrestres a través de las costas de Santa Marta y oriente por la vía de Maicao para los visitantes de Venezuela.

La Gastronomía proviene de la herencia wayuu, el arroz con frijol y el ovejo en sus diferentes presentaciones: asado, guisado, sesina (carne secada al sol), Friche y otros platos de la fauna marina como: arroz de camarón, arroz de chipichipi, salpicón de cazón y ensalada de raya, son algunos de los platos a degustar en Riohacha.
La Gastronomía proviene de la herencia wayuu, el arroz con frijol y el ovejo en sus diferentes presentaciones: asado, guisado, sesina (carne secada al sol), Friche y otros platos de la fauna marina como: arroz de camarón, arroz de chipichipi, salpicón de cazón y ensalada de raya, son algunos de los platos a degustar en Riohacha.

Karis Báez, visitante del estado Zulia Venezuela: El recorrido fue magnífico de dos días, me sentía en un mundo rodeada de bellezas culturales, empezamos por la iglesia de la Virgen de los Remedios, seguimos al parque “José Prudencio Padilla”, luego en la Avenida de la Marina, con toda su exhibición artesanal indígena y la escultura que rinde tributo a los personajes que contribuyeron con la riqueza étnica y cultural de La Guajira, para culminar en la plaza en honor a Francisco el Hombre.

Karis Báez, visitante del estado Zulia Venezuela: El recorrido fue magnífico de dos días, me sentía en un mundo rodeada de bellezas culturales, empezamos por la iglesia de la Virgen de los Remedios, seguimos al parque “José Prudencio Padilla”, luego en la Avenida de la Marina, con toda su exhibición artesanal indígena y la escultura que rinde tributo a los personajes que contribuyeron con la riqueza étnica y cultural de La Guajira, para culminar en la plaza en honor a Francisco el Hombre.
Con tecnología de Blogger.