Artículos

Wayuunaiki, 14 años de Vuelo con alas de diversidad, tradición y saberes

Wayuunaiki, 14 años de Vuelo con alas de diversidad, tradición y saberes

Ismael Paredes

El periódico impreso y virtual Wayuunaiki es un proceso comunicativo que ha forjado un telar de sueños y un legado patrimonial invaluable, coadyuvando a democratizar la comunicación propia indígena y otros procesos comunitarios y alternativos de comunicación; Wayuunaiki ha trazado un camino comunicativo para fortalecer la cosmovisión, la historia y cultura indígena, y ha afianzado su pervivencia propia, así como la pervivencia cultural de nuestros pueblos indígenas. Como no maravillarnos de esta fascinante obra de muchas mujeres y hombres que con empeño, sueños, con amor y dedicación se han sobrepuesto a la excluyente dinámica de los medios de información comerciales (especialmente en Colombia donde estos medios desnaturalizan la comunicación) y han dignificado y puesto en alto por 14 años consecutivos la historia, la cosmovisión, la cultura, la comunicación y la esencia de la infinita riqueza de diversidad y saberes de nuestros pueblos.

Siempre he admirado con respeto y asombro el caminar y el quehacer comunicativo de quienes sueñan y nos hacen soñar con sus mensajes y saberes, en este caso la palabra de proezas, luchas, sufrimientos, reivindicaciones, saberes ancestrales y sueños que nos han fascinado con su refinada escritura, la esperanza y el arte contenido en cada relato. Reciban pues mi manifestación de aprecio, y admiración; que Mma (nuestra madre tierra en la maravillosa lengua Wayuunaiki) les bendiga y fortalezca con todo su amor y abundancia.

Siempre será grato y gratificante leerles en cada sueño y en cada historia, en cada manta colorida de sus letras y sus saberes; admiro la tenacidad de sus comunicadores así como los contenidos de sus mensajes y la seducción de la palabra de vida ancestral en cada relato. A cada mujer y hombre que de una u otra forma han sido parte de Wayuunaiki, les reitero un aprecio inmenso y deseo que cada estrella, cada sueño ancestral y cada rayo de luz, de la noche y del desierto les inspiren y protejan en su grata y bellísima misión de comunicar. Definitivamente, 14 años de Vuelo -con alas de sueños de colores y obstinación- por el mundo les consolidan como embajadores de la diversidad cultural y las raíces de nuestro ser ancestral.     

Me despido con un mensaje de una amiga indígena comunicadora, Fernanda, para quien comunicar es su esencia de vida: “pienso y siento que la comunicación no es algo externo a mí, es algo más grande que me compone, que conecta mi mirada, con la mirada del viento, del agua, del sol, los animales y todos los seres visibles e invisibles”.

Videos